jueves, 12 de junio de 2014

MAESTROS DE VIDA: EL PROCESO VITAL

Aprender a distinguir lo trascendente de lo intrascendente se convierte en un gran compromiso con uno mismo sobre todo cuando llegan momentos en los que parece que todo toma el mismo nivel de importancia en nuestra vida. Todo no puede ser importante, trascendente o urgente ya que cada cosa, cada suceso, cada decisión tendrá un grado diferente de relevancia, de urgencia de trascendentalidad según sea nuestro momento vital y según ordenemos nuestras prioridades.

Cuando nos encontramos en situaciones de alto estrés o con personas que padecen  trastornos de ansiedad generalizada esto que he dicho anteriormente es difícil de discernir ya que se intenta llegar a todo, al mismo tiempo y con una alta dosis de exigencia y normativas morales.

Si tomamos el proceso vital, la vida, como un lugar donde aprender, vamos a ver que esta nos pone en el camino múltiples situaciones así como personas que nos muestran, si aprendemos a mirar, grandes enseñanzas.Uno puede encontrar grandes maestros haya donde menos lo espera, en un parque, en un compañero de piso, en una contestación,en un tropiezo con un libro,  en lugares donde uno se encuentra con lo que no esperaba y en un principio se frustra pero que si sabe dar un tiempo, la enseñanza le será revelada.Todo esto, más allá de lo místico o espiritual que pueda parecer, tiene mucho de palpable, mucho de real y poco de ilusorio si aprendemos a salir a la calle con otra mirada, a vivir nuestra vida con otra perspectiva , una perspectiva en la que nos choquemos con lo que nos choquemos nos hagamos siempre una pregunta, que bien siempre hace una amiga que tengo la suerte de tener cerca.

¿Qué tengo que aprender yo de esto?¿qué me viene a enseñar esto que estoy viviendo?

Desde mi propia experiencia puedo compartir que hace poco me encontré con esta suerte, con alguien que  me hizo volver a conectar, pero de una manera diferente a otras,con algo que ya estaba en mi, lo que me  ayudo a pegar un estirón más en mi crecimiento y conocimiento personal.Agradecida con la vida por todo lo que pone a mi disposición y por llevarme por donde lo hace.Agradecida a las nuevas clases de Yoga y a aquella gente que mantiene una entrega verdadera y disfruta de lo que hace porque de esa manera siempre estarán rodeados de riqueza.


Desde esta perspectiva uno saca aprendizaje de todo lo que le rodea, crece como persona y empieza a entender un lenguaje que no todos llegan a descifrar, aprenderemos así a leer y ver más allá de lo que se observa,de lo tangible.Comparto con vosotros este pequeño fragmento de la película de Patch Adams que me enseña mucho acerca de mirar, espero que a vosotros también.

video

Desde lo más trascendente..... mucha luz a Olga y su familia, sobretodo a su padre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario